Universidad de Los Lagos rechaza la violencia

Como rector, vicerrectores y vicerrectora de la Universidad de Los Lagos declaramos que:

Frente a los hechos de violencia que han sufrido  estudiantes, profesores y profesoras  de la comunidad universitaria de la Universidad de Los Lagos, afirmamos lo siguiente:

  • Condenamos profunda y categóricamente la violencia de la cual han sido víctimas en los últimos días, a manos de las fuerzas policiales y de orden, en el contexto de las legítimas movilizaciones ciudadanas y pacíficas, realizadas en la ciudad y en los centros de educación superior.
  • Condenamos asimismo, el trato vejatorio que han recibido aquellos detenidos y detenidas en comisarías; condenamos las agresiones sufridas en las calles y la estigmatización provocada por la idea de algunos carabineros, de que están tratando con delincuentes.

Como responsables de su educación profesional y técnica, sostenemos que:

  • Que los y las estudiantes en general y aquellos de educación superior y técnica en particular, constituyen para nosotros un valioso presente y un esperanzador futuro mejor, para nuestros territorios y para el país. Es en esa línea, que entendemos su activa y pacífica participación en las movilizaciones ciudadanas.
  • Que sus vidas, sus capacidades, su energía, su compromiso y su entusiasmo por convertirse en técnicos y profesionales constituyen nuestra mayor esperanza de bienestar para sí mismos y para sus familias.
  • Que ellos y ellas se representan a sí mismos, a sus padres, madres, abuelas y abuelos, que muchas veces realizan un esfuerzo importante por financiar responsablemente su educación superior.

Por lo tanto:

  • Sostenemos que como institución de educación superior, así como las instituciones de orden público, tenemos el deber de otorgarles un trato digno y debemos garantizar su integridad física y moral, a objeto de que puedan desarrollar en forma óptima su educación como ciudadanos, profesionales y técnicos, en la confianza de que serán un aporte para la sociedad.
  • En ese sentido, hacemos un llamado a las fuerzas de orden, a que en su actuar como garantes de la seguridad pública, respeten los protocolos que el mismo Presidente Sebastián Piñera ha dicho públicamente, deben seguirse.
  • Que respeten los espacios internos de los centros de educación en general, como espacios de resguardo del accionar de Carabineros, en la certeza de que nosotros y nosotras como autoridades universitarias y de educación, les entregaremos la cooperación necesaria para cumplir con su función.
  • Que conscientes de nuestro rol como institución educadora, promovemos voluntaria y conscientemente el deber de tener un trato respetuoso y digno hacia toda persona humana, independiente de su raza, etnia, condición social y económica, sin importar cuál es su función al interior de la sociedad. En esto, están incluidos los y las integrantes de las fuerzas de orden y seguridad a quienes debemos respeto, porque son personas como nosotros y porque entendemos que su labor es cuidar que tengamos una convivencia ordenada y pacífica.

 

  • En tal sentido, la Universidad promueve un trato humanizado para todos los integrantes de la sociedad y condenamos enérgicamente los episodios de violencia producidos en medio de las manifestaciones pacíficas, que también han afectado a los miembros de las fuerzas policiales y de orden.
  • Que en su labor diaria como garantes de la seguridad pública, los miembros de las fuerzas de orden y seguridad consideren que somos todos y todas habitantes del territorio y que los y las estudiantes que se movilizan son nuestros hijos e hijas.
  • Por último, la Universidad de Los Lagos se compromete a tomar las acciones legales necesarias para apoyar los casos de los estudiantes afectados.

Atentamente,

Equipo directivo Universidad de Los Lagos

 

Comenta en Facebook