Riesgos de un micrófono contaminado

Las rutinas de higiene y limpieza permiten un ambiente de trabajo más saludable.

Gérmenes, virus y bacterias ponen en riesgo su salud

A pesar de que una cabina de radio parece un sitio seguro y tranquilo, son varios los problemas de salud que podemos contraer allí. Y a uno de los que más expuestos nos encontramos es al del contagio de virus por compartir los micrófonos con otros compañeros.

Lo mismo sucede con los audífonos, aunque la ventaja de estos es que podemos llevar los nuestros. Sin embargo, con los micrófonos la cosa es diferente, puesto que cada emisora tiene su propio diseño de sonido que hace parte de su plan técnico.

Además, no es recomendable estar conectando y desconectando los micrófonos en cada turno o programa, ya que puede acarrear serios problemas técnicos, sin hablar del gasto que implica tener que comprar un micrófono profesional para cada locutor.

Los micrófonos pueden ser un caldo de cultivo para las bacterias. Los micrófonos se usan frente a nuestras bocas. Son escupidos, estornudados y reciben los gérmenes y virus que exhalamos cuando hablamos.

Un micrófono atrapa todo lo que sale de su boca, no solamente su voz…

Esos virus y bacterias pueden permanecer activos y propensos a infecciones hasta 48 horas o más, dependiendo de la cantidad de humedad presente en la malla de protección del micrófono y de su antigüedad.

¿Cómo se transmiten los virus?

La Clínica Mayo, una entidad estadounidense sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, nos entrega la siguiente información:

«El período de tiempo que los virus del resfriado y la gripe pueden sobrevivir fuera del cuerpo en una superficie ambiental varía mucho. Pero el rango sospechado es de unos pocos segundos a 48 horas, dependiendo del virus específico y el tipo de superficie.

Los virus de la gripe tienden a vivir más tiempo en las superficies que los virus del resfriado. Además, generalmente se cree que los virus del resfriado y la gripe sobreviven por períodos más largos en superficies no porosas, como plástico, metal o madera, que en las superficies porosas, como tela o papel.

Los virus del resfriado y la gripe se transmiten principalmente por el contacto de persona a persona, aunque también pueden transmitirse por el contacto con objetos o superficies contaminadas.

La mejor manera de evitar infectarse con el virus del resfriado o la gripe es lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón o desinfectante para manos a base de alcohol.

Otros consejos para mantenerse saludable durante la temporada de resfriados y gripe incluyen:

– Vacunarse contra la gripe. Esta es una de las formas más efectivas para prevenir la influenza.

– Limpiar regularmente su escritorio, teléfono, teclado y mouse de la computadora, en casa y en la oficina, con aerosoles o toallitas desinfectantes.

– Quedarse en casa si está enfermo. No exponga a otros a sus gérmenes arrastrándose a la oficina, el teatro o la reunión de padres de familia.

La causa de la faringitis estreptocócica es una bacteria conocida como Streptococcus pyogenes o estreptococo hemolítico beta del grupo A. Las bacterias estreptocócicas son altamente contagiosas.

Se pueden propagar a través de gotitas en el aire cuando alguien con la infección tose o estornuda. También puede recoger las bacterias del pomo de la puerta u otra superficie y transferirlas a su nariz o boca”.

Seamos realistas: después de horas de uso, los micrófonos están cargados de gérmenes, saliva y otros fluidos corporales. Si esto se convierte en un riesgo cuando es solo una persona quien lo usa, imagínese lo que puede pasar cuando el micrófono es utilizado regularmente por varias personas.

Entonces, ¿qué se puede hacer para mantener las cosas lo más higiénicas posible?

Opción 1: Use espumas protectoras. Se pueden agregar o quitar fácilmente. Se pueden lavar con agua jabonosa tibia, enjuagar con agua limpia, agitar para eliminar las gotas de agua y dejar secar al aire durante la noche.

Un protector de espuma limpio ayuda a mantener la parrilla del micrófono libre de contaminantes humanos.

La espuma protege la salud y promueve la marca.

Opción 2: Proporcione una rejilla metálica de micrófono diferente para cada locutor. Aunque son más caras que las espumas, las rejillas metálicas se pueden cambiar en la mayoría de los micrófonos. Al igual que un protector de espuma, una rejilla extraíble se puede lavar, enjuagar y secar al aire.

Opción 3: Trate de conseguir un producto llamado «Microphome«. Es un spray que desinfecta con seguridad la superficie exterior de un micrófono. La fórmula es sin alcohol, antimicrobiana, de secado rápido y sin residuos.

Mantenimiento

La rejilla es el lugar más cercano a su boca, por lo que limpiar la parte superior e interior es crucial.

La mayor parte de la suciedad, el polvo y las bacterias se pueden encontrar debajo de la rejilla. El lápiz labial, la saliva u otras sustancias pueden quedar atrapados entre los pequeños orificios, lo que puede obstruir la rejilla con el tiempo.

La recomendación es retirar la rejilla para limpiarla a fondo. Hay productos de rociado particulares que están destinados explícitamente para limpiar los micrófonos, por lo que esto no hará ningún daño a ninguna parte del dispositivo.

Muchos micrófonos permiten destornillar la rejilla.

Los aerosoles de limpieza de micrófonos como “Microphome” ayudan a desinfectar las áreas que pueden tener bacterias y matar los gérmenes. «Microphome» es eficiente y confiable, no contiene alcohol y seca su dispositivo rápidamente, por lo que pronto puede usarlo poco después del proceso de limpieza.

Pero si no tiene aerosoles de limpieza profesionales, un remedio de bricolaje para limpiar el interior de su parrilla es usar un cepillo de dientes que tenga cerdas suaves (las cerdas ásperas pueden dañar el micrófono).

No tiene que usar ningún jabón líquido, pero si desea una mejor fragancia, puede usar una pequeña gota.

Sumerja el cepillo de dientes en agua a temperatura ambiente y comience a cepillar suavemente la rejilla por dentro y por fuera. Una vez limpio, deje secar completamente sobre una toalla. Esto debería ayudar a eliminar la mayor parte de la suciedad o las bacterias que pueden acumularse.

También debería limpiar o cambiar la espuma que hay en el interior de la rejilla. Para ellos, debe desatornillarla del micrófono y, una vez abierta, usar unas pinzas para retirarla con mucho cuidado. Notará que está llena de polvo y suciedad.

Retire la espuma interior con mucho cuidado y límpiela con agua jabonosa tibia.

Para lavarla, emplee el mismo método de las espumas de micrófono: use agua jabonosa tibia, enjuague con agua limpia, agite para eliminar las gotas de agua y deje secar al aire durante la noche.

Conclusión

Muchas veces, más de una persona usa el mismo micrófono en un estudio de grabación, programa de radio, transmisión de noticias, etc. Por eso es esencial pensar en su salud cuando usa un micrófono a diario, y la limpieza es crucial.

Nota final: Este artículo no está patrocinado por Microphome. Úselo bajo su propio riesgo.

Tito López 12-06-2019

Radio Notas.com