Capacitan a funcionarios de Carabineros para la atención de víctimas de violencia intrafamiliar

Un plan para fortalecer la atención a víctimas de violencia intrafamiliar (VIF) en los servicios de guardia de la totalidad de las comisarías de la Región de Los Lagos, inició la Seremi de la Mujer y Equidad de Género en coordinación con la Décima Zona de Carabineros Los Lagos.

El programa, que ya está en marcha en la Prefectura Llanquihue con una ejecución de un 70% y que busca sensibilizar a los efectivos que tienen un trato directo con las personas que han sufrido violencia de pareja o al interior de sus hogares, fue presentado en la Sexta Comisaría de Alerce, unidad que cuenta con una sala habilitada especialmente para la atención de denuncias de este tipo de casos.

“Durante el año 2017, de acuerdo con cifras de la Subsecretaría de Prevención del Delito, en la Región de Los Lagos se registraron 6 mil 778 casos policiales de violencia intrafamiliar, y de ellos un 54,5% ocurrieron en la Provincia de Llanquihue, por lo que hemos querido iniciar la intervención en este territorio. En lo que queda de 2018, el plan se extenderá a las provincias de Osorno, Chiloé y Palena, capacitando a los funcionarios que reciben las denuncias en las distintas unidades”, explicó la seremi de la Mujer y Equidad de Género, Viviana Sanhueza.

En cuanto a las características de la capacitación que se entrega a los carabineros en sus mismos cuarteles, y que es parte del Plan Regional de Seguridad Pública,  precisó que esta consiste en una jornada de tres horas, la que es desarrollada por un abogado especializado en materias de género y de violencia contra la mujer.

 “Se aborda de manera detallada el marco comprensivo de la violencia contra la mujer y el circuito de las denuncias en este ámbito. Nuestro objetivo es sensibilizar al funcionario que atiende las víctimas, para que pueda actuar con empatía, comprender la compleja situación por la que atraviesa la denunciante que ha tomado la decisión de romper el silencio, y realizar una adecuada contención emocional”, explicó la secretaria regional.

Acerca de la relevancia de la intervención, la calificó como “clave”, porque Carabineros es una institución con una amplia presencia territorial incluso en las zonas más apartadas de la región, y son sus funcionarios los que tienen el primer contacto con la víctima.  “Una buena orientación en esas primeras horas, evita que las mujeres agredidas posteriormente se retracten de las denuncias y que estos hechos queden en la impunidad”, indicó.

Cifras positivas
En cuanto a la evolución de los casos policiales de VIF en la región en lo que va del 2018, la seremi Sanhueza detalló que, según cifras de la Subsecretaría de Prevención del Delito, este primer semestre comparado con igual período del año anterior muestra un descenso de un 6,8%.

La baja es liderada por la Provincia de Osorno con -27,3%, seguida de Chiloé con -12,8% y luego Palena con -8,8%. Sólo la Provincia de Llanquihue muestra un alza de un 6,1%.

“Actualmente el mensaje del Presidente Sebastián Piñera es claro, y la tolerancia cero contra la violencia hacia las mujeres está ampliamente difundido. Es positivo que el número de casos policiales de violencia intrafamiliar estén a la baja en la región, pero es una tarea que no concluye y en la que debemos continuar avanzando como sociedad, y en ello reforzar las habilidades de los Carabineros que reciben las denuncias es vital”, expresó.

Comenta en Facebook